miércoles, 26 de febrero de 2014

ÁNGEL RECUENCO, OTRO ILUSTRE DEL ARBITRAJE PALMERO

Ángel Miguel Recuenco Rodríguez, aunque nació en Santa Cruz de Tenerife en 1954, es palmero de San Andrés y Sauces, de ascendencia y de crianza. El saucero llegó un tanto tarde al arbitraje, porque ya había cumplido los 18 años. La realidad es que lo hacía "rebotado" de jugador, tras lesionarse en un partido de la Competición de Verano palmera, cuando jugaba con el histórico Laguna Sauces, que dirigía Heriberto Fernández. Entonces, siguiendo la estela del eximio Pedro Hernández Cabrera, Ángel Recuenco comienza oficialmente en el arbitraje la temporada  1973-74.  Luego, tras trasladarse a estudiar a Tenerife, donde continúa su periplo arbitral, el joven trencilla pasa pronto a dirigir encuentros de la antigua Tercera División (actual Primera Autonómica) y en la temporada 1976-77, con apenas 22 años, preside el Colegio Provincial de Árbitros, en una época dorada del arbitraje tinerfeño.
Laguna Sauces (de jugador), 1974

En la temporada 1978-79 arbitra en la recientemente creada Primera B y, lo que es más importante, debuta en Primera División. Durante sus 17 años en la máxima categoría del baloncesto español, nuestro personaje dirige alguno de los encuentros más decisivos de la Liga ACB: en las temporadas 1984-85 y 1985-86, por ejemplo,  arbitra sendos partidos del play-off final de la Liga, el primero entre el Real Madrid y el Joventut y el segundo, todo un clásico entre el F.C. Barcelona y el propio Real Madrid. Pero, simultáneamente, el ilustre profesor no descuida su federación, obnubilado por los potentes focos de los principales pabellones de la geografía nacional, y por eso en la temporada 1985-86 se convierte en el artífice de la creación de la Escuela de Árbitros de Tenerife, adscrita a la Federación Tinerfeña.

Con Hernández Cruz y León Arencibia
El palmero debuta como internacional en la temporada 1988-89, y dos años más tarde dirige un partido al más alto nivel, quizás su mayor éxito internacional, la final masculina de la Universiada de 1991 (España fue subcampeona femenina), que se celebro en Sheffield (Reino Unido). En la elite se mantiene hasta la temporada 1994-95, cuando se retira con 40 años por motivos familiares y profesionales, cumpliendo, como decimos, su 17ª temporada en la máxima categoría del básquet español (siete como internacional). En su despedida dirige en La Palma, en el verano de 1995 con motivo de La Bajada de la Virgen, la final de un torneo internacional de Selecciones sub-23, entre los combinados de España y Rusia.

Sauces (de entrenador), verano de 1978
Ángel Recuenco participó como árbitro en varias de las primeras ediciones de la Competición de Verano de Santa Cruz de La Palma y, aparte de integrarse en el primer Laguna Sauces de la historia, entrenó a varios equipos del municipio del norte de la isla que jugaron la histórica competición otros tantos veranos. En estas formaciones llegó a militar su propio hermano Juan Carlos, que luego tendría una meritoria carrera en el Náutico de Tenerife, con el que llegó a jugar en Primera División.

Como comisario de mesa
En la actualidad, el profesor Recuenco compatibiliza sus dos amores vocacionales: la docencia, como catedrático de Física y Química y director del IES San Benito de La Laguna, y el baloncesto, como comisario de mesa de la ACB y FIBA, por lo que su relación con el baloncesto ya dura más de cuarenta años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada