viernes, 21 de febrero de 2014

CRISTÓBAL RODRÍGUEZ, UNO DE LOS NUESTROS

Aunque los palmeros siempre lo han considerado uno de ellos (su familia materna es palmera, su hermano Tato, que jugó en el Náutico, nació en La Palma, y aquí solía pasar la familia los veranos, además de que es tío del ex jugador de la isla José Alfredo Escobar), Cristóbal Rodríguez nació realmente en Santa Cruz de Tenerife el día de las Nieves de 1949. Llegó al Real Madrid tras una Operación Altura organizada por la Federación Española, cuando jugaba en el Náutico juvenil. Allí le descubrió Villafranca, que le ofreció fichar por los juveniles del club blanco. Tenía 16 años y no le importó dejar Tenerife porque había terminado sexto de bachillerato y en Madrid podía hacer el “Preu”. 



Pero los problemas llegaron al año siguiente, cuando Pedro Ferrándiz decidió subirle al primer equipo. “La vida me cambió completamente”, recordaría años más tarde: los viajes, los entrenamientos, las nuevas responsabilidades afectaron a sus estudios de medicina, carrera que había iniciado ese año. Entonces estuvo a punto de dejar el baloncesto, pero gracias a los sabios consejos de Raimundo Saporta y a la comprensión del propio Ferrándiz, Rodríguez se convirtió finalmente en médico y no tuvo que dejar el el deporte de sus amores. Por fortuna para el Real Madrid, donde desempeñó un papel destacado en las 13 temporadas que estuvo en el club.  

Ganó 11 Ligas, ocho Copas, cuatro Copas de Europa y tres Copas Intercontinentales, aportando siempre tanto su constancia y regularidad como su capacidad de sacrificio. Y fue 59 veces internacional con la Selección Absoluta, aparte de otras muchas con la "B" y con la júnior. En La Palma estuvo como jugador, junto a su compañero Vicente Ramos, durante la Bajada de 1970, formando parte de un combinado nacional e internacional que se enfrentó al C.B. La Palma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario